PP y UPyD aprueban los Presupuestos 2018 sin proyecto y sin concretar inversiones porque “solo llevamos dos meses”

 

PP y UPyD han estado un año negociando una moción de censura solo para echar al gobierno del que formábamos parte, sin pactar un proyecto de gestión mínimo para el año que queda de legislatura.

En el pleno del pasado 18 de enero de 2018, en el que se presentaron los Presupuestos Municipales para este año, se comprobó que quienes se unieron para llevar a cabo una moción de censura con el argumento de que el ayuntamiento de Pedrezuela “no funciona correctamente” desde 2015, desde nuestra entrada en el gobierno municipal, no tienen proyecto para el año que resta de legislatura, a pesar de haber negociado dicha moción durante un año entre ambos partidos, PP y UPyD. Sus argumentos en este pleno fueron acusar a los miembros del anterior gobierno, Somos Vecinos, Unidos y PSOE, de no saber gestionar, de ocultar información a los ciudadanos, de mentir, de gobernar solo para sus votantes y no para todos… es decir, nos acusaron de gobernar como lo han hecho ellos tradicionalmente y como van a seguir haciéndolo. El mundo al revés.

Los Presupuestos para 2018 se han presentado fuera de plazo, después de prorrogar los de 2017. Lo esperado al presentar una moción de censura en noviembre, fecha en la que los Presupuestos deben de ser presentados para su aprobación. Es decir, la irresponsabilidad de presentar una moción de censura en tales fechas tiene una serie de consecuencias como esta, más aún cuando los “censores” no acordaron un programa de acción de gobierno, ni por supuesto tenían previsto cómo resolver los presupuestos en tiempo y forma. Lo importante era “coger el poder”, como quedó claro en el pleno de la moción y como sigue quedando claro dos meses después del gobierno de coalición formado por PP y UPyD. En el poder están, no hay duda, pero siguen sin presentar un proyecto alternativo y factible que justificar su decisión de echarnos del gobierno argumentado que el ayuntamiento de Pedrezuela estaba en malos manos.

Ante las preguntas de Somos Vecinos, de PSOE y Unidos, en las que se les solicita que concrete qué tipo de inversiones tienen previsto acometer durante este año, el alcalde afirmó que los proyectos de inversión se realizarán con cargo al Plan de Inversiones Regional (PIR) y poco más. A día de hoy, seguimos esperando que se hagan públicos los proyectos que dicen van a acometer.

Según el alcalde, Arturo Chichón (PP), van a dar de alta en el PIR, la compra de tres vehículos, un coche para la policía, y dos barredoras. Fueron los tres proyectos “concretos” que desglosó en el pleno. A esto añadió que tienen previsto poner acometer otros proyectos de mejora de acerados, “mejorar el tema de los colegios”, el polideportivo y el ahorro energético. Poco más nos pudo concretar porque “solo llevamos un mes y medio en el gobierno”. Es decir, volvemos al punto de partida. PP y UPyD han estado un año negociando una moción de censura solo para echar al gobierno del que formábamos parte, sin pactar un proyecto de gestión mínimo para el año que queda de legislatura.

Arturo Chichón: “No entremos, Javier, en guerras que no llevan a ninguna parte”

De hecho, al ser preguntados por el proyecto global, por el proyecto político, por la gestión que deberían haber previsto para todas las áreas, se nos responde que “ningún año se ha hecho” tal ejercicio. Que no concretarán hasta que tengan claro qué tipo de proyectos podrán ejecutar durante este año, porque “solo llevamos dos meses”, de nuevo el mismo argumento.

Todo ello, regado con las interrupciones continuas del supuesto tránsfuga de UPyD, el señor De Lucas, quien llegó a asegurar, después de mofarse de todo lo hecho por Somos Vecinos, Unidos y PSOE, que la gestión del gobierno saliente, lo realizado en 2 años y medio, “se supera con hacerlo un poco bien” durante el año y medio que resta de legislatura. El alcalde del PP, después de estas afirmaciones, pidió al señor De Lucas que cesara en sus acusaciones para “no entrar en guerras que no llevan a ninguna parte”.

Por supuesto, no se contestó durante este pleno a por qué no se contempla la inversión que hay que hacer en ciertas calles del municipio para mejorar los saneamientos y evitar las inundaciones que se producen cuando llueve de forma continuada. Esta era una de la reivindicaciones del señor De Lucas que ahora quedan en agua de borrajas, que nuestro gobierno tenía previsto acometer con cargo al PIR, pero que ahora ya no es fundamental para el actual gobierno. Aunque sí lo es para lo vecinos que padecen el mal estado del subsuelo de algunas de la calles del municipio.

Una de las tácticas del actual gobierno para desviar la atención del debate sobre los Presupuestos, fue acusar al gobierno saliente de discriminar a una trabajadora. En realidad, el gobierno tripartito mejoró las condiciones de los trabajadores dejando un borrador de convenio laboral, ampliando hasta el 100% la cobertura de baja, generando un Plan de Formación en Prevención de Riesgos Laborales, reconociendo los días de asuntos propios, creando el Fondo Social, donde hasta un 2% de la masa salarial total se destina a ayudas sociales a los empleados, concediendo descuentos en actividades municipales, entre otras medidas de mejora de los derechos de los trabajadores municipales.

Recepción de la urbanización Montenebro

Los Presupuestos para 2019 aprobados por el PP y UPyD, con el voto en contra de Somos Vecinos, PSOE, y Unidos, asumen también el gasto de ciertos servicios (luz, mantenimiento, limpieza…) de la Urbanización Montenebro, cumpliendo así en parte la sentencia que nuestro gobierno acató y no recurrió, con el claro objetivo de cumplir con la recepción de dicha urbanización. Lo cual no hizo el PP desde 2004 a 2014, tal y como debería hacer hecho para evitar el conflicto judicial que emprendió la junta de Montenebro contra el ayuntamiento, entonces gobernado, insistimos, por el PP.

Fue nuestro gobierno en 2015 quien debió acometer la defensa ante tal demanda judicial, quien acató la sentencia sin recurrirla, y quien solicitó a la junta de la urbanización los datos para asumir en estos presupuestos los gastos que la sentencia judicial confirmó. Es decir, en noviembre fue el “tripartito” quien dejo encauzado el asumir los gastos públicos de dicha urbanización con cargo a los Presupuestos de 2019. Queda mucho trabajo por hacer a este respecto, es innegable. Se ha ido más lento de lo que se debería, lo asumimos y hacemos autocrítica al respecto. Pero no solo dejamos definida la recepción, sino que también teníamos previsto cómo afrontar la limpieza de la urbanización, un reto para el ayuntamiento, que supondrá un coste que reduce la liquidez del ayuntamiento y que condicionará las posibles inversiones futuras.

Queda por concretar el traspaso de la gestión del agua de Montenebro, que debería estar ya en manos del ayuntamiento y no, como sigue estando ahora, en manos de la junta de Montenebro. Aunque también habrá que hacer ajustes, modificaciones de crédito (tal y como reconoció y confirmó el actual alcalde en este pleno), para asumir todo el gasto que conllevará la recepción de la urbanización, dado que lo presentado por el actual gobierno no son datos fiables, son estimaciones. Se supone, según se nos dijo, que habrá más reuniones, a las que seremos invitados, con la junta de Montenebro para seguir trabajando en esta recepción.

Votamos no porque

Nuestro voto en contra de los Presupuestos es y fue objetivo: no estamos dispuestos a que se pretenda engañar a los ciudadanos no presentando un proyecto hasta mayo de 2019 (no se gobierna solo haciendo oposición a la oposición, después de una moción de censura a un año y medio de elecciones); no podemos permitir que se reduzca a la mitad la inversión en Juventud; se cuentan como ingresos la gestión del agua de Montenebro sin tenerla traspasada (la sigue gestionando la junta de la urbanización); y, por añadir un punto más, no se contempla una de las inversiones más necesarias que es la puesta al día de los saneamientos del municipio, continua fuente de problemas para los vecinos, ahora y en el futuro.

Invitamos a los ciudadanos a ver el pleno de este 18 de enero para que saquen sus propias conclusiones. Entre ellas, una de las nuestras es que tanto el supuesto tránsfuga de UPyD, como el PP, no han presentado un proyecto global para el municipio para este año. Se limitan a decir que lo harán mucho mejor que nosotros, sin concretar cómo ni cuándo, y pretenden además deslegitimar nuestra acción de gobierno con acusaciones falsas y fuera de contexto, incluyendo acusaciones como que hemos discriminado a una trabajadora (un asunto que no debería haber sido tratado en el pleno) y obviando que nuestra gestión a incrementado y reconocido los derechos de los trabajadores (como el Fondo Social) y puesto las bases para al fin, después de 40 años de democracia, cuenten con un convenio laboral que a día de hoy no tienen.

Intentan proyectar la imagen de que no hicimos nada por Pedrezuela y que solo nos dedicamos a favorecer a “los nuestros”. La labor del nuevo gobierno, como de cualquier gobierno, debe ser la de gobernar, no pretender justificar continuamente por qué era necesaria la moción de censura.

Preguntas sin respuesta

– ¿De dónde salen los incrementos de ingresos?
– ¿Por qué se suben 20.000 euros en festejos?
– ¿Qué justifica una bajada de la partida de Juventud a la mitad de los presupuestado para 2017?
– ¿Se seguirán programando eventos de cultura para el pueblo como cine, teatro, conciertos y demás?
– ¿El centro cultural será un edificio de la cultura vacío como antes?
– ¿Se volverá a gastar en toros como antes para fiestas?
– El gasto que va a suponer la recepción de los servicios municipales en Montenebro ¿son realistas y objetivos? ¿Se ha hecho un buen cálculo del gasto al integrar la urbanización en los presupuestos del pueblo?
– ¿Van a ser necesarias muchas modificaciones de crédito para readaptar los presupuestos?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *